conquistador.webege.com
musica artistas cds cantantes musica pop rock dvd descargas rapidshare megavideo youtube


Mas recientes

  • vivir a 24fps
  • diario el universo dice que condena es el ataque mas grave en sus
  • equipo nizkor
  • questions about inductors
  • noticias cajamarca el regional noticias pagina 745
  • adolescencia drogadiccion y su
  • jornaleros botin de enganchadores
  • blanco y negro madrid 03 1980 p 6
  • los albores de norteamerica
  • tratamiento de dermatitis atopica valencia
  • mascherano javier
  • manual para no morir de amor
  • de la contumelia susurracion irrision y maldicion
  • planes romanticos en paris planes con encanto y propuestas
  • mundocursos
  • el municipio los salias homenajeo a la virgen de la candelaria
  • una atmosfera artificial del cern pone en duda la teoria del
  • continuaran vientos y bajas temperaturas la prensa grafica movil
  • el tiempo en huelva 10 dias
  • noticias 2012 espana bajo frio y vientos
  • la perestroika de gorbachov una mentira en la continuidad del
  • visita a huaco y al rio jachal
  • conflicto armado iran muestra el avion de eeuu que afirma
  • circuito valle fertil
  • dificultad para conseguir orgasmos
  • estamos solos
  • ave mas grande del planeta argentina extinta
  • fisica cuantica
  • no se logro la liberacion de la hija del alcalde de fortul arauca
  • parque natural de oyambre
  • el 6 de febrero comienza la nueva serie de jj abrams alcatraz
  • the long history of alcatraz island california
  • review fox s alcatraz from j j abrams
  • inconsciente conectivo la jornada de alicia
  • guierra del 1995
  • diario de un pixel
  • cursos de critica de cine
  • medicinas alternativas
  • arte joven y pensamiento critico
  • polemica por la agresion policial a una joven y un fotografo tras la
  • un muerto y 37 desaparecidos en el operativo policial contra los
  • empleo y mercados de trabajo en la republica dominicana una
  • ley contra racismo no diferencia entre insulto y discriminacion
  • sanidad registra 26 casos de sarampion en euskadi tras una
  • un breve recuento de los hechos sobre el brote de sarampion en
  • necesito que me ayuden con mi depresion
  • pone cavazos a su ex tesorero como coordinador de campana
  • jose carlos mariategui y algunas cuestiones culturales de la
  • la curra de cuba
  • capturan a sujeto con arsenal en el opochi el fuerte



  • 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11

    beruby.com - Empieza el día ahorrando

    Publicidad 

         
    Ultimos Posts



    Descripcion:
    Conseguir que la lactancia funcione despus de una cesrea suele ser ms difcil que tras un parto vaginal. Sin embargo, amamantar en esta circunstancia conlleva unos beneficios aadidos a los que de por s tiene la lactancia materna. Permite a muchas madres recuperar la confianza en su cuerpo, en el caso de que se hayan sentido mal por dar a luz por cesrea.

    Dando el pecho el tero recupera antes su tamao normal y se favorece la prdida de peso. Adems, los anticuerpos de la leche materna son especialmente importantes para los nios que nacen por cesrea tras un parto largo con rotura de bolsa, o que permanecen en el hospital, donde el riesgo de infecciones es mayor.

    A pesar de estos beneficios, los obstculos son importantes. De hecho, las mujeres que tienen a sus hijos por cesrea dan menos el pecho que las que los tienen en un parto vaginal. La mayora de las dificultades que encuentran muchas madres para amamantar tras la cesrea no son consecuencia de la intervencin, sino de toda una serie de creencias errneas y/o prcticas inadecuadas en el hospital, que a menudo motivan que la lactancia termine antes de lo que la madre deseaba.

    En la mayora de los hospitales, a los nios nacidos por cesrea se les pone ms tarde al pecho. Adems, reciben ms biberones en los primeros cuatro das y hacen menos tomas nocturnas. Esto retrasa la subida de la leche en la madre e incluso puede reducir la produccin.

    Si la cesrea ha sido programada sin que haya habido un trabajo de parto previo, an se dificulta ms la lactancia, porque ni siquiera se ha dado tiempo a que las hormonas del parto y lactancia empezaran a producirse.

    La lactancia se puede iniciar en la primera hora de vida del beb, incluso tras una cesrea. El paso de frmacos es mucho menor que la exposicin que ha tenido en el tero durante la intervencin, y los beneficios superan con creces a los posibles impedimentos. No existe ningn motivo mdico que justifique mantenerle en observacin sin sus padres durante 24 horas, como se hace rutinariamente en algunos hospitales espaoles. Y si la situacin clnica de la madre es inestable, la observacin mdica se puede realizar mientras el nio est en brazos de su madre, o de su padre.

    La fatiga y el estrs vivido por la madre pueden, por s solos, inhibir la produccin de la hormona prolactina, que es la encargada de fabricar la leche. A esto se aade la falsa creencia de que la cesrea debilita tanto, que la leche no alimenta al beb.

    A menudo se interpreta que si el nio llora mucho, a pesar de tomar el pecho, ser porque la leche no le llena. Pero lo cierto es que casi todos los recin nacidos suelen mostrarse ms nerviosos e inquietos el tercer da de vida, justo antes de que aparezca la crecida de leche.

    La composicin de la leche materna no cambia, ni siquiera en los casos de madres desnutridas. Incluso si la madre ha perdido mucha sangre en la ciruga, su leche seguir siendo el alimento de mayor calidad para su hijo.

    A los nacidos por cesrea a menudo se les ofrece el bibern en las primeras horas de vida para que la madre descanse . Pero el movimiento necesario para succionar la tetina es muy diferente del necesario para tomar el pecho. El beb que toma bibern -sea de leche o de suero glucosado-en los primeros das de vida, va tener muchas probabilidades de sufrir la llamada confusin del pezn': cuando le ponen al pecho lo rechaza o llora a pesar de que tiene hambre.

    Encontrar una buena postura para amamantar puede no ser sencillo. Al principio resulta cmodo hacerlo tumbada, as la mujer se puede echar pequeas siestas cada vez que el pequen se duerme mamando. Los cojines de lactancia son muy tiles para acercar al beb al pecho, sin apoyarlo en el vientre.

    Algunos pasan las primeras semanas muy adormilados, casi siempre por haber nacido dos o tres semanas antes de tiempo. Otros lloran desconsoladamente durante largo rato... A veces no sabemos porqu lloran, aparentemente todo est bien. Pero, es posible que hayan sufrido mucho en el parto, en la cesrea o en las primeras horas de vida y que lleven el susto metido en el cuerpo, por decirlo de alguna manera, porque para ellos la experiencia ha sido dura.

    As que necesitan llorar y aunque el pecho les reconforta, van a seguir llorando un ratito. Si encima pasaron las primeras horas o das de vida separados de sus padres, puede ser que algunas cosas, como ser desnudados para recibir un bao, se lo recuerden.

    Siempre podemos ofrecerles el pecho como consuelo o simplemente tenerlos en brazos y cantarles o acariciarles. Algunos nios nacidos mediante cesrea tienen dolor en el cuello o en la cabeza por un malposicionamiento en el parto. En algunos de estos casos la terapia craneo-sacral puede ayudar al beb.

    Casi todos los problemas con la lactancia se solucionan de manera similar: metindose madre y beb semidesnudos en la cama, poniendo al nio sobre el regazo materno, recomenzando, armndose de paciencia y cario, posponiendo todo lo dems, ofreciendo el pecho verdaderamente a demanda. La manera de aumentar la produccin de leche es simple: tener al beb ms tiempo al pecho. Si a pesar de todo sigue habiendo un problema, es necesario que un buen profesional lo diagnostique y ofrezca una solucin que permita continuar la lactancia.

    Dar de mamar tumbada o en la postura del baln de rugby' (el beb bajo el brazo de la madre, con los pies hacia fuera) suele ser lo ms prctico despus de la intervencin.

    La preeclampsia (hace aos llamada "toxemia"), es una complicacin grave del embarazo queafecta aproximadamente al 10% de las mujeres y suele aparecer a partir de las 20 semanas de gestacin. Es una enfermedad autoinmune y progresiva; como una manifestacin de rechazo hacia el embarazo que hace el propio cuerpo y, por tanto, la nica forma de curar la preeclampsia es dar a luz al beb, bien sea por parto vaginal o por cesrea. Es necesario remarcar que tan solo ha de sacarse al beb si la preeclampsia es grave; Si es leve, aunque requiere hospitalizacin inicial para descartar posibles preeclampsias de rpida evolucin, la mujer puede hacer vida normal fuera del hospital siguiendo un estrecho control mdico (tensin arterial, sntomas, analticas y orina) y observacin del estado del beb mediante ecografa doppler.

    Permite por tantoevaluar y medir el caudal circulatorio del cordn umbilical, la circulacin uterina, as comoel flujo sanguneo de las vlvulas y las cavidades del corazn del feto,para comprobar siste est funcionando correctamenteysi el flujo sanguneo que llega alfeto es correcto. En obstetricia, la eco Dopplerse utilizaen general para valorar el bienestar fetal en sospecha clnica de; insuficiencia placentaria, hipoxia fetal, sufrimiento fetal, enfermedad hipertensiva del embarazo, malformaciones congnitas, circular de cordn y otros.

    En caso de preeclampsia, en general es preferible una induccin comenzando con prostaglandinas vaginales y continuando con oxitocina intravenosa porque si el beb nace por va vaginal, los sntomas de la preclampsia en la mujer suelen tardar pocas horas en desaparecer, mientras que cuando el beb nace por cesrea, es habitual que los sntomas persistan varios das e, incluso, semanas.

    Sin embargo, si ese parto pudiera ser muy precoz (prematuro: antes de las 34 semanas), la enfermedad se puede manejar con reposo en cama, control exhaustivo y realizar el parto tan pronto como el beb tenga buenas probabilidades de sobrevivir fuera del tero. El tratamiento durante las semanas 24 a 34 abarca la aplicacin de inyecciones de esteroides a la madre para ayudar a acelerar el desarrollo de los rganos fetales, incluyendo los pulmones.

    Es ms frecuente en mujeres primparas (85% de los casos)y en embarazos mltiples, en mujeres mayores de 35 aos, con hipertesin o conun historial familiar de hipertensin en los embarazos, diabetes anterior al embarazo, enfermedades autoinmunes,trombofilia, insuficiencia renal uobesidad y en mujeres de raza negra.

    Se detecta su presencia por tensin alta, niveles altos de protena en la orina (albmina), edema (hinchazn) enextremidades y cara y reflejos en las rodillas aumentados.Se diagnostica la preeclampsia cuando en una mujer embarazada aparece repentinamente una elevacin de la presin arterial -en dos lecturas separadas tomadas al menos 6 horas aparte de 140/90 mmHg o ms- y un nivel de protena en la orina de 300 mg o ms.

    de los cuidados prenatales en la embarazada, defiende realizar de forma rutinaria el test de protena en orina (que se mide con una tira reactiva) y tan slo controlar la presin en el caso de que el test reactivo de positivo.

    PRESION ARTERIAL mide la presin a la que el corazn bombea la sangre a travs del cuerpo. La lectura est compuesta por dos nmeros: el mas alto es la presin sistlica (cuando el corazn se contrae, bombea y late) y se mide cuando la banda del brazo est apretada. Al descender la presin, se toma la presin diastlica, que es la presin existente en el descanso, entre latidos. Estadsticamente, la lectura media en el embarazo es de 120 sobre 70, aunque difiere con la edad y otros factores.

    No obstante, hay profesionales que no presentan el aumento de la tensin sangunea como una mala noticia. Estos profesionales, han entendido la diferencia fundamental entre la hipertensin gestacional ("el embarazo induce una cierta hipertensin"), que es una respuesta fisiolgica, y la enfermedad llamada pre-eclampsia. Un estudio demostr claramente que, comparadas con el conjunto de la poblacin y con las mujeres con pre-eclampsia, los mejores resultados estaban en el grupo de las mujeres con hipertensin gestacional. "

    ALBMINA es la protena ms abundante del plasma, la principal protena de la sangrey la produce el hgado. Su principal funcin es la de encargarse de la presin onctica (la correcta distribucin de los lquidos corporales). Su presencia elevada en la orina indica quelos riones no funcionandel todo bien y tiene una relacin directa con posiblescomplicacionescardacas. En condiciones normales (no embarazada), la excrecin de albmina en la orina no sobrepasa los 30 mg/24 horas. Se considera proteinuria cuando la cantidad de protenas en la orina es mayor a 0.3 gramos en 24h.

    EDEMA es un trastorno metablico que consiste en la acumulacin de agua u otras substancias en el organismo.Si se aprieta la zona con el dedo, sta se queda blanca y hundida por un tiempo hasta que vuelve a su estado anterior. Ganar ms de1 Kg en una semana ode forma sbitaen un periodo de 1 a 2 das, puede ser un indicativo.

    Es importante tener en cuenta que en el embarazo, y debido a los cambios hormonales que afectan al intercambio de lquidos, es normal que aparezca edema al final de la gestacin y por tanto una cantidad ms elevada de albmina en la orina de la que se considera normal en una persona adulta sana que no est embarazada. Tambin es normal que aumente la presin sangunea, dado que aumentamos enunos 1500 ml la cantidad de sangre que el corazn ha de bombear por nuestro cuerpo y hacia nuestro tero. Por tanto, y dado que la sangre est ms diluda, es normal que aparentemente casi todas las embarazadas parezca que tenemos anemia, cuando no es as... sencillamente estamos embarazadas. (Ver "

    Las complicaciones principales de la preeclampsia son que puede afectar a las funciones renales y hepticas (dao en riones e hgado), la coagulacin de la sangre, la presin sangunea (dao coronario) y hemorragias cerebrales.

    ECLAMPSIA (1 de cada 2000 embarazos aprox.) es potencialmente peligrosa para la vida de la madre y el beb porque los vasos sanguneos del tero experimentan un espasmo, (vasoespasmo) con lo que cortan el flujo de sangre al feto, lo que produce una hipoxia en los tejidos (poco oxgeno hacia el beb). El vasoespasmo conduce a una insuficiencia renal, y tambien se disminuye el oxgeno en el cerebro y se pueden producir hemorragias en tejidos como el hgado. Puede llegar a causar coma y convulsiones a la madre, pudiendo intervenir en el funcionamiento de

    sndrome HELLP es un tipo severo de preeclampsia y se presenta en aproximadamente el 10% de las mujeres embarazadas que tienen preeclampsia o eclampsia y usualmente surge como una complicacin asociada a alguna de estas dos condiciones mdicas. No obstante, el sndrome de HELLP tambin puede desarrollarse aunque la mujer en cuestin no padezca preeclampsia ni eclampsia.El trmino HELLP es un anagrama, que quiere decir H: Hemlisis (la ruptura y diseminacin de las clulas de los glbulos rojos en el organismo) ; EL: Enzimas hepticas elevadas; LP: Bajo conteo de plaquetas(lo cual contribuye a una deficiente coagulacin sangunea).El sndrome de HELLP usualmente se desarrolla durante el tercer trimestre del embarazo, aunque puede llegar a desarrollarse mucho antes. Muchas mujeres presentan presin arterial alta y se les diagnostica preeclampsia antes de que desarrollen el sndrome HELLP. Sin embargo, en algunos casos, los sntomas de HELLP son la primera advertencia de preeclampsia y la afeccin se diagnostica errneamente como hepatitis, trastornos de la vescula biliar, prpura trombocitopnica idioptica o prpura trombocitopnica trombtica.

    Sus sntomas son dolor de cabeza muy severos, nuseas y vmitos que siguen empeorando, dolor abdominal alto, dolor en la parte superior izquierda del abdomen (justo debajo de las costillas), problemas de visin.

    Entre sus complicaciones se incluyen: convulsiones o ataques de apopleja (derrame/ataque cerebral), como consecuencia de la restriccin del flujo sanguneo hacia los diferentes rganos, causada por la hipertensin arterial. Anemia, causada por la ruptura y diseminacin de los glbulos rojos. Problemas de coagulacin, entre los que se incluyen: Coagulacin Intravascular Diseminada (CID), la cual puede llegar a provocar hemorragias internas.

    . Dificultad para respirar, causada por la acumulacin de lquido en los pulmones. Dao heptico o falla heptica. Dao renal o falla renal. Apopleja o derrame cerebral.

    Las secuelasen el beb: Si tuviera ms de 37 semanas de gestacin, es muy probable que no sufra ninguna clase de complicacin fsica causada por este sndrome. Los bebs ms pequeos pueden tener que lidiar con efectos relacionados con este sndrome en el largo plazo, tales como: retardo en el crecimiento o complicaciones asociadas con el nacimiento prematuro.

    El tratamiento principal es inducir el parto lo ms pronto posible, incluso si el beb es prematuro, debido a que la funcin heptica en la madre se deteriora con mucha rapidez. Los problemas con el hgado pueden ser dainos tanto para la madre como para el beb.

    Despus de un primer embarazo complicado por la preeclampsia, su riesgo de recurrencia es de uno entre 20 aproximadamente. Esto es una media y el riesgo individual de recurrencia puede ser superior para quienes desarrollaron la preeclampsia relativamente pronto en el embarazo anterior e inferior para quienes la desarrollaron al final o en una fecha prxima al mismo. Sin embargo, si se produce una preeclampsia grave en un segundo embarazo, el riesgo de recurrencia en un tercer embarazo ser muy elevado, aunque algunas mujeres tienen, no obstante, embarazos relativamente normales.

    Es imposible predecir quin padecer y quin no padecer preeclampsia de nuevo. Ciertos problemas de salud a largo plazo aumentan el riesgo de preeclampsia, incluyendo la presin arterial alta crnica, las nefropatas y la diabetes. El riesgo tambin aumenta en presencia de otros factores de predisposicin, tales como una edad avanzada, un ndice de masa corporal (IMC) superior a 30, los embarazos mltiples y un intervalo superior a 10 aos desde que naci el ltimo hijo. Tendr ms probabilidades de padecer preeclampsia de nuevo si apareci antes de transcurridas 37 semanas en su primer embarazo, si su preeclampsia fue grave o si su beb naci bajo de peso. Si la padece otra vez, es probable que aparezca aproximadamente en el mismo momento que en su ltimo embarazo o un poco despus.

    No hay medidas de autoayuda que funcionen de forma garantizada. Una buena dieta equilibrada es importante para el xito de cualquier embarazo, pero nose puederecomendar una dieta especfica para prevenir la preeclampsia, salvo en casos de hipertensin previa al embarazo. Algunos mdicos recomiendan tomar pequeas dosis de aspirina o suplementos de calcio, magnesio oselenio, asi como hacerejercicio o reposoa las mujeres con antecedentes de aparicin temprana de esta condicin (es decir, antes de las 32 semanas), pero no existe evidencia cientfica que demuestre su eficacia ytampoco es un tratamiento de autoayuda, que deber emplearse nicamente bajo la estricta supervisin de un mdico del hospital. Existen datos cientficos que apuntan que la exposicin repetida al semen de la pareja establece la tolerancia inmunolgica necesaria para un embarazo sano con xito:

    Las teoras actuales apuntan a que la preclampsia es un trastorno inmunolgico. El beb tiene protenas procedentes genticamente de su madre y otras procedentes genticamente de su padre. En el embarazo de una mujer sana, el sistema inmunolgico debe hacer un esfuerzo considerable para no crear reacciones de rechazo (como las reacciones que se producen en los transplantes) a las protenas del beb que no estn en la madre (es decir, las que genticamente proceden slo del padre). Segn estas teoras, la preclampsia no es otra cosa sino un fallo en este amoldamiento que en los embarazos normales hace el sistema inmunolgico. Hay mltiples datos cientficos que apoyan estas teoras, por ejemplo:

    Algunos estudios han comprobado que el hecho de haber tenido relaciones sexuales con exposicin (vaginal u oral) al semen de su pareja durante tiempo antes del embarazo, constituye un factor protector de preclampsia.

    Tener la tensin alta, algo de albmina o edema no quiere decir que tengamos preeclampsia: es necesario realizar analtica de sangre y eco Doppler, entre otras, para poder diagnosticarla.

    En el contexto cientfico de hoy en da, algunos de los factores que influyen en la calidad de la vida fetal ya son mejor comprendidos. Es el caso de los factores emocionales. Las mujeres embarazadas siempre han tenido un conocimiento intuitivo, de que el desarrollo de su beb en el tero era claramente influenciado por su estado emocional.

    Hoy en da, los fisilogos pueden interpretar esta influencia. Por ejemplo, cuando una mujer embarazada no es feliz porque est dominada por alguien (por ejemplo, un jefe autoritario) o por una situacin (como un embarazo no deseado), tiene la tendencia a segregar niveles elevados de ciertas hormonas como el cortisol, y el cortisol es un inhibidor del desarrollo fetal.

    Parece ser que muchos profesionales de la salud implicados en los cuidados prenatales no han comprendido que uno de sus roles principales es proteger el estado emocional de las embarazadas. En las publicaciones de otoo 1994 (Vol.2 n 2), y primavera 1995 (vol.2 n 4), ya habamos introducido este concepto de los efectos nocivos de los cuidados prenatales. Cinco aos ms tarde creemos que es urgente volver a plantear este tema.

    Constantemente recibo llamadas telefnicas de mujeres embarazadas que se encuentran en estado de ansiedad, incluso de pnico, tras una visita de control prenatal. Normalmente las tranquilizo mediante una serie de informaciones rigurosas a las que es muy fcil acceder en la era de la medicina basada en la evidencia, es decir basada en estudios cientficos rigurosos.

    Muchos profesionales parecen incapaces de analizar los valiosos estudios epidemiolgicos que ofrece la abundante literatura mdica. Esta especie de ceguera est relacionada con un profundo desconocimiento e incomprensin de una de las funciones ms importantes de la placenta, el hecho de que la placenta es el abogado del beb: La placenta manipula constantemente la fisiologa materna en beneficio del beb. La placenta puede enviar mensajes a la madre mediante hormonas, como la HCG, o el Lactgeno Placentario Humano. As es como la placenta habla a la madre, por ejemplo: "por favor, diluye tu sangre y hazla ms fluida, puesto que as fluye ms fcilmente all donde es ms necesaria". La placenta tambin le puede pedir a la madre "por favor, aumenta tu tensin sangunea, necesito ms sangre".

    Asimismo puede advertir a la madre de la necesidad de incrementar sus niveles de glucosa: esto produce modificaciones transitorias en el metabolismo de los carbohidratos. Los resultados de los estudios epidemiolgicos son recordatorios elocuentes de estas funciones de la placenta.

    Cuando una mujer presenta una concentracin de hemoglobina entre 9.0, y 9.5 al final de su embarazo, tiene dos posibilidades. La mayora de veces ser que ha encontrado un profesional, sea comadrona o gineclogo, que no est interesado en los estudios epidemiolgicos y que cree que la deficiencia de hierro durante el embarazo puede ser detectada a travs de la concentracin de hemoglobina. Le dice a la paciente que est anmica y le receta pastillas de hierro. La paciente interpreta que algo no est bien en su cuerpo y debe ser corregido.

    Otro caso sera, cuando la mujer embarazada con un valor similar de concentracin de hemoglobina encuentra un profesional que est al da de los ms importantes estudios epidemiolgicos y que se interesa por la fisiologa placentaria. Este profesional conoce el exahustivo y autorizado estudio realizado por un equipo londinense, sobre la relacin existente entre la concentracin de hemoglobina en sangre materna y los resultados de parto. (1)

    Fueron analizados los datos de 153.602 nacimientos (el valor medio de hemoglobina utilizado para el estudio fue el ms bajo de los niveles obtenidos durante el embarazo). Result que, proporcionalmente, la mayora de bebs correspondan al grupo de mujeres que presentaron tasas de hemoglobina entre 8.5 y 9.5.

    La conclusin general fue que "el peso del feto al nacer est relacionado con la cada de los niveles de concentracin de hemoglobina". Es un patrn que se repite en todas las etnias. Cuando la concentracin de hemoglobina, permanece por encima de 10.5 en las ltimas semanas de gestacin, se incrementa el riesgo de bajo peso y de parto prematuro.

    A conclusiones parecidas han llegado otros estudios epidemiolgicos de menor envergadura. (2,3). Este grupo de profesionales tambin conoce los estudios que no logran demostrar que los suplementos de hierro pueden modificar favorablemente las estadsticas de resultados de nacimiento. (4). Cuando este tipo de profesional sospecha una anemia, su prescripcin ser realizar tests especficos para determinar los valores de eritrocitoprotoporfirina, saturacin de transferrina y ferritina en suero.

    La mujer embarazada que durante el cuidado prenatal es tratada partir de estos criterios, puede recibir explicaciones que la tranquilicen. Se le debe explicar que el volumen de sangre de la embarazada necesita aumentar enormemente, y que lo que nos indica la concentracin de hemoglobina, es el grado de dilucin de la sangre. Esta mujer podr comprender que los resultados de sus anlisis demuestran una buena actividad placentaria y que por lo tanto su cuerpo responde adecuadamente a las instrucciones que recibe de la placenta. Esto son buenas noticias. Las visitas antenatales deben tener un efecto positivo en el estado emocional de la madre y as repercutirn favorablemente sobre el buen desarrollo de su beb.

    Son millones en todo el mundo las mujeres embarazadas a quienes se les ha dicho equivocadamente que estn anmicas y deben tomar suplementos de hierro. Es una tendencia a pasar por alto los efectos secundarios de la administracin de suplementos de hierro (estreimiento, diarrea, cardialgias, etc..), adems del echo de que el hierro inhibe la absorcin de otros factores tan importantes como el zinc. (5) Esta interpretacin errnea sobre la tasa de hemoglobina durante el embarazo, est extendida como un acto de fe.

    A una mujer Japonesa que pas la primera mitad de su embarazo en Londres y despus regres a Tokyo, una de sus amigas europeas, que ya tena cuatro hijos, le advirti que al final del embarazo, le dirian que estaba anmica y le recetaran pastillas de hierro. Adivinen el final de la historia.

    Un autorizado equipo de investigadores mdicos en Inglaterra, public un estudio acerca del tercer perodo del parto en un prestigioso diario mdico. Para separar los embarazos de bajo riesgo, eliminaron todas las mujeres cuya tasa de hemoglobina era inferior a 10 (6). La media obtenida como valor de la concentracin de hemoglobina fue de 11.1. . Posteriormente tuve la oportunidad de indicar algunas de las limitaciones de este estudio. (7)

    La falta de inters en la fisiologa placentaria es la base de estas interpretaciones errneas. Existe la tendencia a confundir una respuesta fisiolgica transitoria (la dilucin sangunea), con una enfermedad (la anemia). La obstetricia, si no se basa en la evidencia, puede ser peligrosa.

    A medida que la gestacin avanza, en bastantes mujeres aumenta la tensin arterial. Se plantean nuevamente dos posibilidades. A muchas de ellas se les presentar como malas noticias. Es ms, a algunas se les recetaran medicamentos antihipertensivos. El mensaje que se desprende de ello es que algo va mal y que debe ser corregido.

    No obstante, hay profesionales que no presentan el aumento de la tensin sangunea como una mala noticia. Estos profesionales, han entendido la diferencia fundamental entre la hipertensin gestacional ("el embarazo induce una cierta hipertensin"), que es una respuesta fisiolgica, y la enfermedad llamada pre-eclampsia.

    Facilmente pueden tranquilizar a la mujer con ejemplos como: "cuando se tiene un tumor cerebral duele la cabeza, pero cuando duele la cabeza no quiere decir que se tenga un tumor cerebral". De manera similar cuando se padece pre-eclampsia la tensin sangunea aumenta, pero un aumento de la tensin sangunea al final del embarazo no quiere decir que se padezca pre-eclampsia. Los argumentos utilizados por estos profesionales encuentran soporte en numerosos estudios epidemiolgicos. El ms significativo de ellos, es uno sobre mortalidad perinatal, realizado durante dos aos entre la poblacin que acudi al servicio de obstetricia del Nottingham City Hospital (8). Demostr claramente que, comparadas con el conjunto de la poblacin y con las mujeres con pre-eclampsia, los mejores resultados estaban en el grupo de las mujeres con hipertensin gestacional. Resultados parecidos, con poblaciones menores, fueron presentados por Neye (9), por Kilpatrick (10) y por Curtis (11).

    Las interpretaciones errneas de las fluctuaciones de la tensin sangunea durante el embarazo, estn tan difundidas como las interpretaciones errneas de las tasas de hemoglobina. La revisin de un artculo reciente, identific 45 controles a travs de un estudio randomizado de mujeres con niveles de hipertensin entre bajo y moderado y que tomaban tratamiento hipertensivo (12). Esta inacabable repeticin de estudios se ha dado en llamar "epidemiologa circular". Los efectos ms significativos del tratamiento antihipertensivo durante el embarazo, es su efecto restricitivo sobre el desarrollo del feto y un aumento de los bebs con bajo peso. Los profesionales que han comprendido la fisiologa placentaria, nunca tratarn esta hipertensin con medicamentos, con los peligros que stos conllevan, puesto que conocen esta respuesta fisiolgica y no quieren actuar peligrosamente.

    Cuando a una mujer se le da este diagnstico ella cofunde una respuesta transitoria a las necesidades del feto, con una enfermedad crnica grave. La utilizacin de estas palabras puede transformar en un minuto a una feliz mujer embarazada, en una persona enferma. Lo grave es que este diagnstico se da inutilmente. El profesor John Jarret de Londres, proclama que la diabetes gestacional, es una "no entidad" (13). En una carta dirigida al American Journal of Obstetrics and Gynecology, lo describi como " un diagnstico en busca de una enfermedad". Hoy en da persiste el debate sobre la necesidad o no de que la mujer embarazada debe pasar un test de tolerancia la glucosa (14). Este diagnstico es intil, porque cuando se ha establecido, genera una serie de recomendaciones , que ya deberan ser ofrecidas a todas las embarazadas de manera preventiva, tales como: evitar los azcares refinados , preferir los hidratos de carbono integrales completos (pasta, pan, arroz, etc..), y hacer suficiente actividad fsica.

    Podramos escribir varios volmenes sobre el efecto nocivo del cuidado prenatal. Estos tres ejemplos nos parecen suficientes para entender la magnitud de un fenmeno preocupante, puesto que se produce de manera similar en todo el mundo. Un paseo por nuestro Banco de Datos sobre Salud Primal, ofrece la oportunidad de comprobar la importancia de estos temas.

    Un repaso a nuestro banco de datos, puede revelar otros fenmenos curiosos. Uno de ellos es el contraste entre la epidemiologa circular y la epidemiologa "cul-de-sac". La mejor manera de explicar el significado de estas palabras es ofrecerles la reproduccin de un texto que he publicado recientemente en Lancet REFERENCIA: Between circular and cul-de-sac epidemiology. Lancet 2000; 355: (Abril 15): 1371

    En el n 12, Febrero, (pg.556), Marilynn Larkin, nos informa: Lewis Kuller condena el echo de que se repitan constantemente estudios epidemiolgicos de los que se conoce el resultado de antemano (1). Durante varios aos me ha preocupado ms el fenmeno contrario a lo que Kuller llama "epidemiologa circular". Es lo que yo llamo "epidemiologa cul-de-sac". (epidmiologa del callejn sin salida) Se trata de estudios cientficos sobre temas de gran actualidad e inters. A pesar de la aparicin de estas investigaciones en publicaciones cientficas autorizadas y de prestigio, sus resultados han sido rechazados por la comunidad mdica y por los medios de comunicacin. Los estudios epidemiologa "cul-de-sac", no han sido repetidos para su comprobacin, ni siquiera por los propios autores quienes raramente han sido reconocidos tras la publicacin.

    El primer ejemplo que les puedo ofrecer es un estudio sueco, publicado en 1990 por Bertil Jacobson, que llegaba a la conclusin de que ciertas drogas usadas en el momento del parto, son predisponentes a desarrollar la drogadiccin cuando estos bebs llegan a la edad adultas (2). Los resultados nunca han sido confirmados o invalidados por nuevas investigaciones. Sin embargo la drogadiccin es una de las mayores preocupaciones de nuestro tiempo. Otro ejemplo, es sobre el efecto que ciertas medicaciones usadas en obstetricia tienen como factores de riesgo de desarrollar autismo. Al final de su vida, el premio Nobel Niko Tinbergen, estudi a nios autistas con metodologa de patrn etolgico. Lleg a la conclusin, de que existen factores de riesgo para el autismo durante el periodo perinatal, tales como la anestesia durante el parto y la induccin del mismo. Estas observaciones solo promovieron un nuevo estudio. Ryoko Hattori (Kumamoto, Japan), descubri que el "mtodo de la Universidad de Kitasato" aplicado al parto, es un factor de riesgo para el autismo. El mtodo de la U. De Kitasato, se caracteriza por la combinacin de sedantes, agentes anestsicos y analgsicos, junto a la planificacin de la induccin al parto una semana antes de la fecha prevista. Pero los investigadores no se han visto estimulados por el anlisis de este estudio japons publicado en 1991 (3). A partir de mis conversaciones y correspondencia con estos investigadores (includo un viaje a Kumamoto), pude enterarme de sucesos similares en epidemiologa. Pasado cierto tiempo, todos ellos reconocieron que stas investigaciones, no eran politicamente correctas.

    Un anlisis pesimista centrado en las dificultades de la epidemiologa, puede inspirar la conclusin de que la investigacin politicamente correcta, llega a la "epidemiologa circular", mientras que las investigaciones polticamente incorrectas se quedan en un callejn sin salida (epidemiologa "cul-de-sac"). Un anlisis optimista, puede demostrarnos que es posible, abrirse camino en el fondo de este callejn y salir a una ancha avenida. En otras palabras, los limites de lo politicamente correcto o incorrecto no son inamovibles. Os invitamos a trabajar en una epidemiologa que abra caminos.

    La Sociedad Canadiense de Ginecologa y Obstetricia (SOGC) es una de las organizaciones especializadas ms antiguas de la nacin. Se estableci en 1944 y la misin de la sociedad era promocionar la excelencia en la prctica de los gineclogos y obstetras y avance de la salud de la mujer mediante el liderazgo, apoyo, colaboracin, difusin y educacin. La Sociedad Canadiense de Ginecologa y Obstetricia (SOGC) representa a los gineclogos/obstetras, mdicos de familia, enfermeras, matronas y profesionales sanitarios vinculados en el campo de la salud sexual y reproductiva. Para ms informacin, visite

    Hasta la fecha aquellos profesionales que trabajaban segn los resultados que diesen el Estudio 2000 sobre Presentaciones de Nalgas a Trmino -que propici que tantas organizaciones de salud pasaran a recomendar la cesrea programada-, obtenan estadsticas que sealaban que un trabajo de parto con un beb de nalgas er ms daino que una cesrea programada sin trabajo de parto. Ahora se ha demostrado que dichas estadsticas resultan problemticas. Por ejemplo, una buena parte de los problemas que tenan los bebs con el trabajo de parto eran resultado de problemas con el cordn. Puesto que los estudios no precisaban de ultrasonidos, estos problemas no eran detectados previamente, con lo que los mdicos eran incapaces de identificar las mujeres cuyos partos vaginales de nalgas podran implicar riesgos adicionales de aquellas para las que podra implicar MENOS riesgos que someterse a una cesrea. Las nuevas directrices de la Sociedad Canadiense de Ginecologa y Obstetricia recomiendan exploraciones exhaustivos de ultrasonidos para descartar cualquier problema con el cordn antes de proceder con el trabajo de parto para identificar las mujeres que se beneficiaran de un parto vaginal de nalgas. La Sociedad Canadiense de Ginecologa y Obstetricia tambin reconoce ahora que aunque hay algunos problemas a corto plazo, los bebs no gozan de mejor salud a largo plazo (ms all de los dos aos de edad) por haber nacido mediante cesrea. La combinacin de falta de problemas a largo plazo, y la falta de una exploracin cuidadosa en busca de problemas para cada caso individual de beb de nalgas ha dado lugar a que la Sociedad Canadiense de Ginecologa y Obstetricia rechace la cesrea como la opcin automtica.

    La Sociedad Canadiense de Ginecologa y Obstetricia tambin reconoce a propsito que un problema creado al aceptar estudios errneos en el Estudio 2000 sobre Presentaciones de Nalgas a Trmino es que debido a dicha aceptacin de cesrea programada, nadie ha seguido formando a los mdicos para atender partos vaginales de nalgas. La sociedad mdica tiene la intencin de comenzar un programa de formacin para actualizar la habilidad de atender un parto vaginal sano de nalgas.

    Hace dos semanas recib a dos bebs, una maravillosa nia y, unos das despus, un nio. Esa semana nacieron aqu, en nuestra pequea ciudad, un total de cinco bebs: dos a los que tuve el honor de recibir en sus hogares, y tres nacidos en el hospital.

    Los tres que nacieron en el hospital estn todava en la Unidad de Cuidados Intensivos de Neonatologa. A los tres se les separ de sus madres. Los tres nacieron por cesrea. Fue una semana dura.

    Uno de los bebs nacidos en casa tuvo una suave entrada en nuestro mundo, sin una arruga. El otro tuvo una distocia de hombros durante siete minutos; despus de tres minutos y medio de reanimacin, se agarr a la vida y sali adelante. En ningn momento se ha separado de su madre; su lactancia ha sido maravillosa, ininterrumpida y muy gratificante para l.

    Deseara poder decir que los tres bebs que nacieron en el hospital tambin van bien. La mayor parte de mi vida la he pasado en Asia, trabajando como comadrona; all tuve la oportunidad de asistir a muchos nacimientos por cesrea. Algunas, innecesarias; otras, necesarias. La placenta previa y la rotura de la cicatriz de una cesrea anterior son cosas que me han hecho dar las gracias a Dios por la ciencia y la ciruga especializada.

    En el mejor nacimiento por cesrea que he visto, la madre y el beb no estuvieron juntos hasta una hora despus del parto. Durante esa hora de separacin se le cort el cordn al beb, se le succion de forma agresiva, se le midi y pes, y se le administr profilaxis ocular en contra de lo que la madre haba dicho por escrito.

    Se le tom la temperatura en el recto, se le tomaron las huellas, se le pinch el taln para sacarle sangre y hacerle la prueba de deteccin de la subnormalidad de origen metablico y se le inyect vitamina K. Lo baaron, secaron e identificaron con una cinta. Cuando lloraba buscando el pecho de su madre, le ponan un pacificador chupete en la boca. Tuvo suerte. Otros bebs nacidos por cesrea no salen tan bien parados.

    Mi experiencia como comadrona me ha llevado a plantearme Qu pasa con el beb? Cules son los riesgos que corren el organismo y el alma de los bebs nacidos por cesrea? El Dr. Seuss deja hablar al Lorax por los rboles. Quin habla por nuestros bebs?

    Nyoman era una primpara de 38 aos y una destacada artista balinesa. Debido a las numerosas intervenciones , su beb naci por cesrea. La nia pes 3'500 kg.; era una robusta beb a trmino. En seguida se la llevaron al Servicio de Enfermera; all la agarr suavemente mientras le afeitaban un trozo de su espeso pelo negro para administrarle los antibiticos IV. Nyoman fue trasladada a otra ala del hospital. Durante toda la noche estuve subiendo y bajando escaleras y corriendo por los pasillos para echarles un vistazo a la madre y la hija.

    Al final, cuando supuestamente ambas estaban bien, me fui a casa. Esa noche atend un parto en casa. Por la maana volv a casa y me prepar para ir al hospital a ver a Nyoman y su beb.

    Son el telfono; era el marido de Nyoman, para decirme que el beb haba muerto (lo ms probable de sepsis, aunque la causa no se haba determinado) Inmediatamente enviaron su pequeo cuerpo a casa para el entierro. Nyoman segua en el hospital con fiebre. Nunca lleg a ver a su preciosa hija.

    Durante mis siete aos de trabajo en Indonesia y Filipinas me he dado cuenta de que los procedimientos quirrgicos de la obstetricia occidental se han exportado de forma agresiva a Asia, con la diferencia de que aqu se trabaja sin las condiciones higinicas bsicas.

    La edicin del William Obstetrics de 1985 (p. 868) deca: "es cierto que el ndice de mortalidad y morbilidad materna y perinatal es mayor en los partos por cesrea, en parte por las complicaciones que motivan la cesrea y en parte por los riesgos inherentes al nacimiento a travs del abdomen"

    En A Good Birth, A Safe Birth, los editores publican que las cuatro complicaciones ms frecuentes en los bebs nacidos por cesrea son: ictericia, complicaciones repiratorias, los efectos de la medicacin y los perodos de adormilamiento despus del parto (1). Las cuatro interfieren en el establecimiento temprano del vnculo afectivo entre la madre y el beb. Las tres primeras, seguramente, obligan a medicar al beb, lo que puede resultar terrorfico para el recin nacido.

    Las investigaciones sobre la oxitocina nos muestran otros aspectos de los efectos de la cesrea sobre el beb. La oxitocina natural, segregada por el organismo], llamada hormona del amor, se libera cuando los seres humanos comparten una comida, en la lactancia y, tanto en el hombre como en la mujer, cuando hacen el amor. De todas maneras, se encuentra en su mxima plenitud durante el trabajo de parto y el nacimiento.

    El Etlogo Premio Nobel Niko Tinbergen encontr correlacin entre las intervenciones mdicas durante el parto y la predisposicin al autismo (3). En 1991, Ryoko Hattori evalu los riesgos de padecer autismo segn el tipo de nacimiento; concluy que los bebs nacidos en el hospital, a los que se somete al proceso rutinario del trabajo de parto y nacimiento (sedantes, anestesia y analgsicos) tienen un mayor riesgo de llegar a desarrollar el autismo (4).

    Qu nos ensea esta investigacin sobre la prctica tan frecuente de cesreas? Debemos pensar que un beb que se pierde toda la intensidad del proceso normal del trabajo de parto y nacimiento, tal como Dios lo dise, tambin se pierde algo vital de su propia vida.

    En su libro The Scientification of Love, Michel Odent analiza las consecuencias del nacimiento y las primeras horas de vida extrauterina. Con gran destreza, documenta y hace referencia a un gran nmero de investigaciones que confirman lo que las madres y las comadronas siempre hemos sabido: las condiciones ambientales de un parto y las primeras horas de vida determinan la salud psicolgica y espiritual del ser humano. Las investigaciones demuestran que el contacto entre la madre y el beb es la forma ideal de amor, a la vez que despus del nacimiento hay un corto y crtico espacio de tiempo que provoca consecuencias a largo plazo. Por desgracias, dice: "la separacin de la madre justo despus del nacimiento daa la capacidad de uno para amar"

    La mayora de los bebs nacidos en el hospital experimentan la separacin de la madre inmediatamente despus del nacimiento, y los bebs nacidos por cesrea estn an ms tiempo separados. Los gerentes , con el fin de proteger al hospital y sus empleados de posibles denuncias, establecen la poltica de mantener a los bebs recin nacidos por cesrea en la Unidad de Cuidados Intensivos; ya que la operacin incrementa el riesgo de infeccin, los bebs nacidos por cesrea son ms propensos que los nacidos vaginalmente a recibir antibiticos.

    Imagina la vida intrauterina: el calor, la suavidad, el sabor de la madre, el sonido de los latidos de su corazn y su suave voz. La madre es todo lo que el beb conoce. Incluso al padre lo conoce a travs de la madre (dependiendo de cmo l la haga sentir). La madre es alimento. Es el universo. Cuando nos llevamos al beb, aunque sea a dos pasos, la confianza se rompe. El mundo del beb se hace aicos.

    Las comadronas debemos aceptar que, en uno u otro momento, una madre y un beb a los que estemos atendiendo vivirn una cesrea. Yo insisto en la palabra "parto", ya que un parto por cesrea resulta tan milagroso como un parto vaginal. La atencin postparto a los padres que han tenido una cesrea ha de incluir el consuelo.

    Yo le digo a estos padres que, un mes despus (5), no hay diferencias significativas respecto del vnculo con el beb entre los nios nacidos vaginalmente y los nacidos por cesrea. Esto es una buena noticia.

    La coalicin para mejorar los servicios de maternidad (CIMS) se preocupa por el dramtico incremento y el abuso de la cesrea. Cada ao desde 1983 al menos una de cada cinco mujeres americanas han dado a luz por ciruga abdominal.22.34 Actualmente una de cada cuatro mujeres, equivalente al 25%, pasa por una cesrea para el nacimiento de sus bebes22 y la incidencia para las madres primerizas puede aproximarse hasta en una de cada tres.9 Los estudios muestran que la incidencia de cesrea puede ser reducida a la mitad.11

    Ninguna evidencia sostiene la idea de que las cesreas son tan seguras como el parto vaginal tanto para la madre como para el bebe. Por lo tanto existe un incremento en el riesgo del nacimiento por cesrea, la salud y el bienestar de la madre en el posparto y de su bebe.

    En lo referente a la cesrea electiva, el consenso de docenas de estudios, que incluyen a decenas de miles de mujeres, evidencia que esas cesreas electivas tienen un mayor riesgo para la madre y no es mas seguro para el bebe.24,27,28

    Aadidos a los peligros que representa la cesrea de por s, el riesgo de ciertas complicaciones se incrementa con las cirugas acumulativas.. Los estudios tambin muestran que con una historia de cesreas previas, de siete a diez mujeres o ms que se les permite tener labor de parto sin restricciones darn a luz por va vaginal,

    una de cuatro reportan dolor en el sitio de la indiccin como un problema mayor.9 Una de cada catorce aun reportan dolor en la incisin seis meses o mas despus de nacimiento de sus bebes.9

    desarrollar depresin posparto o sndrome de estrs postraumtico.9,20,25,31 Algunas madres expresan sentimientos dominantes de temor o ansiedad acerca de su cesrea hasta durante los cinco aos posteriores.16

    perdidas fetales,15 placenta previa (placenta que cubre el orificio interno del cervix)19 desprendimiento de placenta19 y partos prematuros.8 Aun en mujeres que planean una segunda cesrea, la ruptura uterina ocurre con una frecuencia de 1 por

    Especialmente con las cesreas programadas, algunos bebes sern extrados inadvertidamente de forma prematura.1 De cualquier manera los bebes nacen impropiamente antes del momento de estar listos y pueden

    Los nios que han nacido de una cesrea programada son cuatro veces ms propensos a desarrollar hipertensin pulmonar persistente, comparados con bebes nacidos vaginalmente.17 La hipertensin pulmonar persistente es una amenaza para la vida.

    Esto puede deberse a que las madres son menos propensas de abrazar o amamantar al bebe o de tener habitacin compartida debido a las dificultades del cuidado para el infante por el proceso de recuperacin de una ciruga mayor.

    . Una de cada cien mujeres con historia de mas de una cesrea, podra presentar un embarazo ectopico (el implante del embrin fuera del tero).15 La hemorragia asociada al embarazo ectopico es una de las causas mas frecuentes de la muerte materna en los EU.7

    . Comparando con mujeres sin cicatriz en el tero, las mujeres van a presentar el riesgo 4 veces mayor de desarrollar una placenta previa con una cesrea anterior, siete veces el riesgo con dos o tres cesreas previas

    y 45 veces mayor con el antecedente de cuatro o mas cesreas previas.3 La placenta previa incrementa en ms del doble las posibilidades de que el bebe fallezca e incremente la incidencia de parto pretermimo a mas de seis veces.8

    tienen tres veces mas riesgo de desarrollar desprendimiento de placenta.15 Con desprendimiento de placenta, 6 de cada cien bebes podran morir y tres de cada diez podran nacer tempranamente.19

    11 bebes tienen el riesgo de morir lo mismo que las madres en proporcin del 1 por 14.26 La incidencia de placenta acreta se ha incrementado 10 veces en los ltimos 50 aos y ahora ocurre en uno de cada 2500 nacimientos. 2

    El estudio, que identific mediante resonancias magnticas cerebrales la sensibilidad de la madre entre las dos y las cuatro primeras semanas despus del parto, demostr que estas madres tenan ms sensibles las regiones del cerebro donde se cree que se regulan las emociones, motivaciones y comportamientos habituales.

    La experiencia de parto natural en comparacin con la cesrea implica nicamente la liberacin pulstil de oxitocina de la pituitaria posterior, las contracciones uterinas y estimulacin vagino-cervical.

    "Nos preguntbamos que reas del cerebro se activan menos cuando los partos son con cesrea, dado que esta intervencin se asocia con una disminucin del instinto maternal en modelos animales, y una tendencia a la depresin posparto en los seres humanos", explica el autor principal el estudio, el mdico del Child Study Centre, en la Universidad de Yale (EE.UU.), el doctor James Swain.

    "Nuestros resultados apoyan la teora de que las variaciones en las condiciones al dar a luz, como la cesrea, es lo que altera las experiencias neurohormonales del parto, y podran disminuir la capacidad de respuesta del cerebro humano de la madre tras el parto", explic.

    La informacin gentica que durante miles de aos se han transmitido las mujeres con el fin de traer hijos al mundo, se esta viendo deteriorada por la practica de la cesreas y por las intervenciones medicas a las que es sometido el proceso natural de parto desde hace algunas dcadas.. Cuando a una mujer no se le ha permitido parir por va vaginal, utilizando sus propias hormonas y su poder fsico, un eslabn de la cadena gentica que contiene la informacin de cmo parir queda roto o daado .

    Las mujeres nacidas por cesrea o por parto inducido, no han registrado la experiencia personal que refuerza esa informacin, siendo una de las razones por las cuales muchas mujeres que han intentado el parto fisiolgico, no han logrado llegar al final.

    En esta sesin, re-crearemos el nacimiento que te habra gustado tener ( para que tu cuerpo recupere parte de la memoria que perdi), reparando el deterioro sufrido al romper el flujo natural y reprogramando la informacin contenida en tus clulas.

    En conexin con tu beb escenificaremos un trabajo de parto. Le daremos a tu cuerpo la informacin que necesita, hablaremos con nuestras clulas del canal del parto para que fluyan con el proceso de forma natural y le haremos saber a tu beb que eests abierta para acompaarle en el nacimieto, en el momento que elija venir. Un trabajo poderoso que te dar las herramientas para enfrentarte a la aventura de parir.

    Mi nombre es Mireia, vivo en una ciudad catalana y soy mam de dos bomboncitos: Mi rey, nacido en el 2002 por cesrea y mi princesa, nacida en 2006 en un PVDC. En este blog, pretendo recopilar informacin y datos tiles que puedan ayudar a las mams que lo deseen a informarse sobre varios aspectos del embarazo, el parto y la lactancia, entre otros, para conseguir un parto respetado. Este blog NO es una consulta mdica, no est creado ni atendido por ningn mdico y por tanto NO SE ATIENDEN CONSULTAS MDICAS ni sern publicadas, tan solo puedo dar mi opinin en los temas que pueda conocer y pueda aportar referencias. Tampoco sern publicados comentarios ofensivos. POR FAVOR, VISITA LA CATEGORIA BIENVENIDA PARA SABER MS ACERCA DE ESTE BLOG. Espero que te guste y vuelvas pronto.

    . .Vdeo realizado de forma altruista, iniciativa de la Asociacin Criar Con el Corazn y con la colaboracin de El Parto Es Nuestro, Via Lctea, Amamantar Asturias y Mamilactancia. Guionista: Cristina Galdo, Realizacin: Enrique Andrs. Productora: Outlet Ovideo.

    . .Todos los recin nacidos deben poder disfrutar de las ventajas de la no separacin. Si estn sanos no hay razn para separarlos, si estn enfermos necesitan a sus madres ms que nunca.

    .. Un duro vdeo que denuncia el maltrato al que someten a muchas mujeres y bebs en el parto. Aunque parezca mentira, estas prcticas se siguen realizando, en Espaa tambin.

    "Las intervenciones innecesarias en el parto, provocan intervenciones necesarias. Si se eliminan las innecesarias, las necesarias desaparecen." (No nos salvan quienes nos pusieron en peligro).






    http://www.presentaron.comeze.com/350016/educomputacion-portal-educativo.html

    desurdir.comuf.com
     

    conquistador.webege.com Todos los derechos reservados